menu menu
Nuestras picadas están pensadas como una cena por la cantidad y como un disfrute por su sabor y calidad. Elaboradas en el momento con fiambres mercedinos, Salame, Salamín, Bondiola, Jamón Crudo y Cocido, Panceta ahumada, Leverwurst, Longaniza y quesos Tybo y Pategrás elaborados en el Monasterio Benedictino de Nuestra Señora de Los Toldos.
Las picadas chicas (para dos) y grandes (para cuatro) vienen con una entrada de cremas untables de paté, anchoas y garbanzos. Aceitunas naturales verdes y negras.
Las tablas de quesos, con 6 variedades vienen también en tamaño Chico (para dos) y Grande (para 4).
Para quienes deseen una comida liviana, sana original y exquisita, tenemos Pierrade. Quizás el modo más antiguo de cocinar. Sobre una piedra volcánica precalentada y mantenida caliente en su mesa con mecheros, usted se cocinará carnes de diverso tipo, quesos, frutas, verduras, huevos ... Sano y riquísimo. Disponible unicamente con reserva previa un dia antes.
Si el frío nos arrincona, lo enfrentamos con Gulash, el reconfortante y sabroso guiso húngaro a base de carne, con guarnición de spatzle, los pequeños "ñoquis" alemanes. Disponible en invierno.

Los postres, también caseros. Mousse de chocolate, zapallos e higos en almíbar.
Para el reposo después de tanto disfrute, una gran variedad de tes, si es que no prefiere un rico cafecito expresso.